Una de las catas clásicas y más interesantes de esta época se hace este 21 de julio, donde la D.O. Empordà organiza una cata de altura (en concreto a casi 3.000 metros de altura) en la cima del Puigmal, donde un grupo de aventureros y bodegas subirán hasta las cotas más altas de la montaña y una vez allí arriba  se cataran los vinos de cada bodega, una sensación irrepetible se debe de sentir, después de el esfuerzo de subir la...

Leer más